Mis novelas

Formato papel (paperback) Tambien disponibles en Ebook

martes, 18 de enero de 2011

Extracto de la novela: Sólo fue una ilusión

Nathalie sintió un escalofrío que le recorrió la espalda al escuchar esa voz, volteó rápidamente y se encuentró cara a cara con Max que la miraba con mucho resentimiento.
—Max yo…
Nathalie lo observaba con un nudo en la garganta. Su presencia la inquietó como nunca pensó que lo haría. Max estaba más atractivo que nunca, aún conservaba esa carita de ángel y esa expresión en sus ojos capaz de hacerla flaquear. Vio un brillo en ellos, el brillo que suele haber cuando una persona está a punto de llorar. Nunca pensó que Max la tratara de esa manera, había pasado mucho tiempo, se suponía que el tiempo borraría todo. Pero tal parece que no fue así.
—Contéstame, ¿a que viniste? —su voz era un ruego.
—Max, yo sé que no hice bien. Pero era lo mejor que pudo pasar, lo nuestro no podía ser, además éramos casi unos niños.
—En algo quizás tengas razón, que eras una niña. Una niña con los peores sentimientos y muy mentirosa.
Esas palabras le dolieron en gran manera a Nathalie. Se sentó en la cama y agachó su cabeza.
—Si sabías que lo nuestro no podía ser, ¿por qué entonces diste alas para que me enamorara? Si mal no recuerdo tú comenzaste todo. Jugaste conmigo. Claro, supongo que me viste como un simple campesino, y pensaste: que importa si me divierto un tiempo con él.
—¡No fueron así las cosas! —gritó Nathalie mientras se levantaba— ¡Yo te amé como a nadie Max! —respiró profundo para serenarse— Sin embargo no podía quedarme viviendo acá, entiéndeme por favor.
—Pues debiste evitarme mientras estuviste con nosotros, no ilusionarme.
—Tienes razón en eso Max. Pero era más fuerte que yo ese sentimiento. El simple hecho de tenerte cerca me descontrolaba. Como el día que te besé impulsivamente, ¿recuerdas?
—Como olvidarlo, fue el día más feliz de mi vida —respondió Max mientras la comisura de sus labios se elevaba como queriendo mostrar una sonrisa.
Nathalie se le acercó a Max lentamente y le tomó las manos.
—Perdóname por favor.
—No me toques —Max quitó sus manos bruscamente.
—Por favor, no me odies —le suplicó.
Max sin poder soportar más, la abrazó con todas sus fuerzas.
—Nunca te odié Nathalie, pero tampoco dejé de amarte.


Safe Creative #1101180015026

5 comentarios:

Kelly Dreams dijo...

Interesante... profunda y con un toque emotivo. Me ha gustado mucho como has conseguido expresar en una corta escena todo el sentimiento de la pareja.

Si esto es un adelanto, estoy deseando leer el resto.

Kelly

Denisse Cardona dijo...

es mjuy bonita la historia: trata de un joven de la comunidad Amish muy conocida acá en los Estados Unidos. Ellos viven como los granjeros del siglo XVII, viven su vida alejados de las personas, se casan entre ellos, no usan electricidad..es interesante su vida. Pues la trama va de un joven amish y una joven de la ciudad que se enamoran y los obstaculos que tienen que enfrentar..Un beso Denisse

Denisse Cardona dijo...

oye a propósito estoy por conseguir tu novela la redentora de almas, se ve muy interesante..y las portadas que haces son geniales, ojalá yo pudiera hacerlas así..lo bueno de eso es que si publicas con Editora, puedes tambien ponerlas en LULU pq las portadas son tuyas..

Judith dijo...

Muy bueno en verdad, me has dejado con mucha curiosidad en cuanto a los Amish, la verdad que no se nada sobre ellos y me parece muy interesante que lo cuentes en tu historia.
besos ^ ^

Denisse Cardona dijo...

pues los Amish tienen una historia muy interesante la verdad, muy curiosa. Yo vivo a una hora de Lancaster y cuando te acercas a su comunidad lo unico que vez son carretas tiradas por caballos. Ellos no suelen mezclarse con las personas como nosotros, pero de vez en cuando van a Walmart y estacionan sus caballos en los estacionamientos de las demás personas..son clase aparte ellos jajaja